Fiscal mexicana sobre «Chapo»: «Hay casos en que se debe extraditar»

 

La fiscal general de México, Arely Gómez, se pronunció hoy claramente a favor de la extradición del narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán a Estados Unidos (Foto: gob.mx / Twitter)

Ciudad de México, 11 de enero 2016 – La fiscal general de México, Arely Gómez, se pronunció hoy claramente a favor de la extradición del narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán a Estados Unidos, un proceso que podría llevar más de un año.

«Hay personas que ya están detenidas y ya no aportan ningún elemento a la investigación que tiene la Procuraduría (fiscalía)», mientras que «a otro país le pueden aportar mayores elementos», consideró en entrevista con Radio Fórmula.

El líder del cártel de Sinaloa se escapó dos veces de cárceles de máxima seguridad y fue recapturado el viernes en Los Mochis, estado de Sinaloa, en un operativo de fuerzas federales.

Desde antes de que «El Chapo» se fugara la última vez el 11 de julio, la fiscalía ya estaba dando curso a la primera solicitud de extradición presentada el 25 de junio por Estados Unidos.

«Por eso la trabajé desde antes de que él se fugara», dijo la fiscal, al pronunciarse a favor. La decisión en última instancia debe ser tomada por el Ministerio de Relaciones Exteriores una vez que el poder judicial emita su opinión.

El proceso comenzó formalmente el domingo cuando Guzmán fue notificado en el penal del Altiplano, en el centro de México, de la existencia de dos pedidos de extradición de cortes estadounidenses.

El trámite puede prolongarse si los abogados defensores presentan un recurso tras otro para frenarla, como han estado haciendo.

«Puede ser de un año en adelante», había dicho antes el director de Procesos Internacionales de la Procuraduría General de la República, José Manuel Merino.

«Puede llevar un tiempo considerable, hemos tenido procedimientos de extradición que nos han llevado alrededor de cuatro, seis años, dependiendo de los recursos que interponga la defensa de los reclamados», señaló.

Gómez dijo, sin embargo, que la fiscalía general tiene la posibilidad de ir «ahorrando tiempo» si actúa «minuto a minuto» para combatir los recursos de Guzmán.

Merino dijo que la legislación mexicana no contempla la figura de una extradición «fast track» (rápida), aunque sí existe la posibilidad de una extradición temporal, en caso de que así lo solicitara Estados Unidos, algo que hasta ahora no ha hecho.

Esa figura implica que se permita la extradición de «El Chapo» para ser procesado y sentenciado en Estados Unidos, pero que, una vez condenado, sea devuelto a México para que continúen los procesos pendientes en tribunales mexicanos.

Una corte de California requiere a Guzmán Loera por asociación delictiva y distribución de cocaína, mientras que en Texas se le reclama para rendir cuentas por asociación delictiva, delincuencia organizada, narcotráfico, lavado de dinero, homicidio y posesión de armas de fuego. (dmz/dpa/hl)