Jefe diplomacia alemana insiste en permanencia de Grecia en eurozona

 

El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier (Foto: frank-walter-steinmeier.de)

Berlín, 13 de junio 2015 – El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, insistió hoy en la necesidad de hacer todo lo posible para que Grecia siga en la eurozona, en un momento en el cada vez más voces hablan de una salida del país Mediterráneo.

«Debemos actuar de manera totalmente responsable para lograr que Grecia siga siendo parte de la Eurozona», afirmó Steinmeier en un congreso del Partido Socialdemócrata (SPD) organizado en Berlín.

«Por favor, no infravaloren lo que significaría para Europa si no lo conseguimos», advirtió ante sus correligionarios. «Europa sólo puede jugar un papel en la política mundial si está unida».

«Mi preocupación es que no se nos tome en serio más en muchos temas», indicó el jefe de la diplomacia alemana. No se trata sólo de Grecia, sino de la cuestión de si se sostiene el pensamiento europeo, agregó. «Por ello espero que no fracasemos en las negociaciones».

A pesar de que desde Berlín se mantienen firmes en la defensa de conseguir que Grecia siga en el euro, empiezan a aparecer informaciones de que la Unión Europea (UE) se prepara para una posible insolvencia del país mediterráneo ante la falta de acuerdo con los acreedores internacionales. Las conversaciones con Grecia continúan hoy en Bruselas.

En este contexto, algunos economistan intentan rebajar el miedo ante las consecuencias impredecibles que tendría una bancarrota del Estado griego para el resto de países de la eurozona.

«No veo para nada una catástrofe del calibre de la de Lehman, ya que Lehman estaba muy interconectado con el sistema financiero internacional», afirmó Thomas Mayer, ex economista jefe del Deutsche Bank.

«Grecia por el contrario lleva tiempo aislada de los mercados financieros internacionales», apuntó en declaraciones a la emisora de radio alemana «Deutschlandfunk».

La quiebra del banco de inversiones estadounidense Lehman Brothers desató en 2008 la crisis financiera internacional. En el caso de Grecia los principales acreedores son el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Mecanismo de Estabilidad Europeo (ESM, por sus siglas en inglés).

El experto indicó también que aunque ya nadie cree que Grecia pueda hacer frente por completo a sus deudas, una salida del país supondría sólo una corrección en los balances. Por el contrario, tendría «consecuencias terribles» para las personas y la economía en Grecia. (dmz/hl)