La Cumbre de los Pueblos, de nuevo la gran sombra para la COP

 

La Cumbre de los Pueblos (Foto: Cumbre de los Pueblos)

Por Carmen Peña (dpa)

Lima, 29 nov 2014 – La llamada Cumbre de los Pueblos, que plantea soluciones alternativas al cambio climático frente a las que se deciden en el marco de las reuniones de las Naciones Unidas, se convertirá una vez más en la sombra de la COP20 que se realizará a partir del lunes en Lima.

Representantes de más de 200 organizaciones no gubernamentales de diversas partes del mundo se reunirán por convocatoria de grupos de la sociedad civil y comunidades indígenas, mientras en otro punto de Lima miles de representantes oficiales de 194 países discutirán medidas en la vigésima Conferencia de las Partes (COP20) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

La Cumbre de los Pueblos tendrá más de 200 actividades, con talleres, conferencias, presentaciones, muestras fotográficas y proyecciones. Sin embargo, el momento más destacado del encuentro será el 10 de diciembre, con la Gran Marcha Mundial en Defensa de la Madre Tierra.

Esa movilización, en la que se espera reunir a miles de personas que recorran el centro de Lima, estará encabezada por miembros de comunidades indígenas y pueblos que padecen conflictos medioambientales.

Uno de los invitados más destacados para la cumbre y la marcha es el presidente de Bolivia, Evo Morales. También estará la filósofa y escritora india Vandana Shiva, reconocida promotora del ecofeminismo y defensora de la agricultura con semillas tradicionales.

A diferencia de la COP20, la Cumbre de los Pueblos busca una agenda «más amplia y diversa», según sus organizadores. Desde la esquina alternativa, se estima que las reuniones programadas por las Naciones Unidas no son duras en las medidas a adoptar por presiones de las grandes potencias y de corporaciones multimillonarias que ven en la defensa del ambiente obstáculos para su avance económico.

Según la delegada de Ecología de la Confederación General de Trabajadores del Perú, Ibis Fernández, el lema de la cumbre será «cambiemos el sistema, no el clima», en referencia al modelo de desarrollo actual que «incentiva» el uso de combustibles fósiles, principales causantes del cambio climático.

Los ejes centrales de la reunión serán el calentamiento global, la energía con baja emisión de gases tóxicos, la agricultura, la gestión sustentable de recursos, la transferencia tecnológica y el papel de la mujer.

Muchas de las delegaciones que acudirán a la cumbre lo harán por vía terrestre, como las de Bolivia y Ecuador. Deade México llegará una Caravana Climática, formada por organizaciones sociales, ambientales y ONGs que partieron desde ese país en marzo. 

Los críticos de la Cumbre de los Pueblos consideran que quienes promueven ese encuentro, que algunas veces ha terminado por eclipsar al oficial, lo hacen con móviles político-propagandísticos. Autoridades peruanas han estimado que es poco probable que las actividades del sector contestatario pueda desembocar en problemas de orden público. (dpa/dmz/hl)