Lewandowski desata la locura: Ha llegado a la categoría de Messi

 

El futbolista polaco Robert Lewandowski (Foto: FC Bayern)

Berlín, 23 de septiembre 2015 – Con sus cinco goles en nueve minutos, el futbolista polaco Robert Lewandowski desató la locura en Alemania, donde rompió todos los récords de la Bundesliga y llegó incluso a ser comparado con Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

«Robert Lewandowski es uno de los mejores delanteros del mundo. Ya lo dejó patente durante su tiempo en el Borussia Dortmund. Ahora ha vuelto a quedar claro: Es uno de los mejores jugadores ofensivos. Ha llegado a la categoría de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. No en el ámbito del marketing, pero sí en lo deportivo», escribió hoy, entusiasmado, el diario alemán «Die Welt».

El delantero del Bayern Múnich entró el martes en la segunda parte del partido ante el Wolfsburgo en el Allianz Arena y consiguió dar la vuelta al marcador adverso (1-0) en apenas nueve minutos ante la incredulidad de sus seguidores y de su entrenador, Josep Guardiola, que no pudo evitar llevarse las manos a la cara sin apenas creerse lo que veía.

«Robert Lewandowski se merece un monumento por sus cinco goles ante el Wolfsburgo», afirmó el rotativo al mismo tiempo que recomendó al Bayern «armarse» ante las increíbles ofertas que recibirá desde Inglaterra por el jugador.

El delantero llegó al campeón alemán después de dejar al Borussia Dortmund en la temporada 2014/2015 tras jugar cuatro temporadas a las órdenes de Jürgen Klopp.

En seguida se convirtió en un jugador clave en la plantilla del técnico español formando un potente tridente de ataque junto a Franck Ribery y Arjen Robben, ambos lesionados actualmente.

El internacional polaco sólo necesitó nueve minutos para romper toda una serie de récords de la historia de la Bundesliga: los cinco goles más rápidos en nueve minutos (el anterior récord estaba en 21 minutos), los cuatro más rápidos en seis minutos, el triplete más veloz en cuatro minutos, el primer répoker de un jugador suplente y el primero que hacía un jugador en 24 años.

Asimismo, Lewandowski es uno de los 14 jugadores de la historia de la Bundesliga que han anotado cinco goles o más en un partido. Sólo Gerd Müller lo logró más de una vez (cuatro). Y sólo Dieter Müller anotó más goles en un encuentro cuando en agosto de 1977 marcó seis en la victoria del Colonia 7-2 ante el Werder Bremen.

Con 99 goles en 167 partidos de liga, el jugador es conocido por su sed de gol tanto a nivel nacional como internacional. El 24 de abril de 2013 anotó cuatro goles al Real Madrid en las semifinales de la Liga de Campeones, que ganaron los alemanes 4-1.

La prensa alemana se deshizo en alabanzas. «Locura Lewandowski», tituló el diario más vendido de Alemania, «Bild». «Lewandowski 5 – Wolfsburgo 1», rotuló en el interior. «Y para esta locura sólo necesitó nueve minutos», agregó.

«Nueve minutos para la eternidad», tituló por su parte la web del canal deportivo de televisión «Sport1» sobre la actuación del delantero. «Robert Lewandowski hace sombra incluso al mismísimo Messi».

«Lionel Messi, Zlatan Ibrahimovic, Thierry Henry. Pep Guardiola entrenó a todos ellos. Sin embargo, el torrente de goles de Robert Lewandowski la noche del martes en la victoria 5-1 del Bayern ante el Wolfsburgo llevó al catalán a llevarse las manos a la cabeza incrédulo», agregó.

El calificado por el semanario «Die Zeit» como «The Big Lewandowski» (el gran Lewandowski) o «El tornado Lewandowski» por el «Süddeutsche Zeitung» era conocido entre sus antiguos compañeros del Dortmund como «The Body» (el cuerpo) por su increíble forma física, gracias principalmente al fiel asesoramiento de su mujer Anna, que junto a su carrera de karate se formó como asesora de alimentación.

También la genética jugó su papel en la forma física del delantero nacido el 21 de agosto de 1988 en Varsovia: hijo de una jugadora de volleyball de primer nivel y de un judoca profesional.

Ahora, el jugador que comenzó a dar sus primeros toques al balón con ocho años y que se ha ganado una más que merecida invitación de su equipo en la famosa fiesta de la cerveza de Múnich (Oktoberfest), deberá reponerse de una locura difícil de superar. (dmz/dpa/hl)