Merkel reclama «voluntad» a ambas partes para resolver crisis griega

 

Merkel reclama «voluntad» a ambas partes para resolver crisis griega (Foto: bundeskanzlerin)

Berlín, 12 de junio 2015 – La canciller alemana, Angela Merkel, reclamó hoy «voluntad» tanto al gobierno heleno como a los acreedores internacionales para lograr una solución para la grave crisis que vive Grecia antes de que sea demasiado tarde.

«Donde hay voluntad, también hay un camino», declaró la mandataria alemana durante un acto en Berlín. «Pero la voluntad debe venir de todas las partes», apuntó. «Por eso creo también que es correcto que sigamos hablando entre nosotros día tras día», agregó.

Atenas se encuentra en una situación delicada, ya que el programa de ayuda para el país expira a fines de junio y antes debería lograr un acuerdo con los acreedores, que reclaman una serie de reformas. De ser así, se podrían liberar 7.200 millones de euros que están prometidos y todavía no han sido desembolsados y podría evitar la bancarrota.

El ministro de Economía de Alemania, Sigmar Gabriel, sigue manteniendo la esperanza de poder evitar la temible salida de Grecia de la eurozona que tendría unas consecuencias impredecibles también para sus socios europeos.

«Sigo teniendo como antes la esperanza de que se imponga el sentido común», afirmó el vicecanciller alemán y socio de Merkel. Una salida del euro sería una «catástrofe a medio plazo» para el país mediterráneo y golpearía también a Europa profundamente, alertó.

El diario alemán «Bild» informó hoy de que el gobierno alemán trabaja actualmente de manera intensa en la posibilidad de que no se alcance ningún acuerdo con el gobierno del primer ministro, Alexis Tsipras.

«Se estudia de manera concreta qué hacer en el caso de una bancarrota de Atenas. Sobre la mesa está establecer limitaciones de pago de clientes de los bancos griegos, así como una condonación de la deuda para el país», escribió el rotativo más leído de Alemania.

«La canciller alemana sabe ahora también que el tiempo ya no es suficiente», citó el «Bild» a un alto diplomático alemán sobre la bancarrota de Grecia.

Desde el gobierno alemán se afanan por seguir recordando que hacen todo lo que está en su mano y que su postura no ha cambiado. «Trabajamos para que Grecia siga pudiendo ser un miembro de la eurozona», explicó el portavoz del gobierno germano, Steffen Seibert. Sin embargo, insistieron en que la solidaridad europea debe ir siempre acompañada de los esfuerzos de reforma del país implicado.

Mientras, desde el Ministerio de Finanzas de Alemania apelan a Atenas para que haga posible un acuerdo con los acreedores internacionales. Su portavoz, Martin Jäger, calificó de «llamamiento» al gobierno heleno el hecho de que la delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) decidiera abandonar el jueves las negociaciones en Bruselas por sus desavenencias con Grecia.

«Entendemos esto como un llamamiento, un recordatorio al lado griego, para intensificar las negociaciones», explicó el portavoz de la cartera de Finanzas. «Una solución sin el FMI es impensable para nosotros».

En Berlín nadie se quiere pronunciar sobre la posibilidad de alargar el programa de rescate. «Lo que sé es que este programa termina el 30 de junio», se limitó a recordar Jäger.

La incertidumbre en torno a Grecia golpeó las principales Bolsas bursátiles de Europa hoy. El índice alemán Dax caía a mediodía un 0,66 por ciento hasta los 11.258,55 puntos. Por su parte, el principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, perdía un 0,04 por ciento hasta situarse en los 11.152 puntos. Mientras, la bolsa de París caía un 0,60 por ciento y Londres un 0,56 por ciento. (dmz/hl)