El Dakar rinde homenaje a Thierry Sabine, a 30 años de su muerte

 

El rally Dakar vivió hoy un día especial al cumplirse el 30 aniversario de la muerte de su creador, el francés Thierry Sabine (Foto: L’ÉQUIPE du soir / Twitter)

San Juan, 14 de enero 2016 – El rally Dakar vivió hoy un día especial al cumplirse el 30 aniversario de la muerte de su creador, el francés Thierry Sabine, mientras se disputan las etapas finales en Argentina de la 38 edición de la carrera fuera de pista más extrema del mundo.

«En la actualidad hay muchas personas que están trabajando en nuestra organización y que conocieron a Thierry porque también trabajaron con él para darle forma a aquel Dakar de 1979 y los que siguieron después. Por eso es una edición de muchas emociones», declaró a la agencia dpa Etienne Lavigne, actual jefe máximo de la carrera.

Sabine ideó esta prueba luego de una experiencia personal que le ocurrió en 1977 cuando se perdió durante el Rally Abidjan-Niza. Si bien estuvo a punto de morir, quedó tan fascinado con el desierto que se prometió idear un evento que uniese la competencia con la aventura.

El 26 de diciembre de 1978, casi un año después de aquel incidente que le cambió la vida, 182 vehículos se reunieron en la Plaza del Trocadero, a la vera del río Sena y al otro lado de la Torre Eiffel, para realizar un periplo de 10.000 kilómetros por terreno desconocido a través de Argelia, Níger, Malí, Alto Volta y Senegal. Ese día nació el Dakar, competencia que con el tiempo se convirtió en la más difícil del mundo.

Ya no como piloto, sino como organizador, Sabine vio crecer esta difícil y compleja carrera, donde también encontró la muerte en un accidente el 14 de enero de 1986 cuando el helicóptero con el que recorría la ruta de la prueba se estrelló con una duna de 30 metros.

El rally siguió de todas formas, «porque Thierry así lo hubiese querido», manifestaron los miembros de la Thierry Sabine Organisation (TSO), la empresa que el motociclista había fundado para organizar el desafío.

Tras la muerte de Sabine Thierry, TSO quedó en manos de su padre Gilbert, un ex piloto de rally y también apasionado por la aventura. En 1992 esta compañía fue adquirida por Amaury Sport Organization (ASO), que la organiza en la actualidad.

«Tengo muy buena relación con Gilbert, el padre de Thierry. Lo conozco desde 1992, que fue cuando ASO compró a la TSO. Gilbert fue mi primer jefe y, con el tiempo, se convirtió en un gran amigo mío. Sé que para él el Dakar tiene un significado especial», aseguró Lavigne, quien antes del arranque de la edición 2016 cenó con Gilbert, algo que hacen habitualmente. «Tiene 92 años y él siempre me dice que yo estoy viejo», agregó.

En sus 38 ediciones, el Dakar tuvo varios cambios. Pero el más relevante de su historia ocurrió en 2008 cuando la carrera se canceló por cuestiones de seguridad ante un atentado terrorista en Mauritania. Eso obligó a ASO a mudar la carrera a Sudamérica a partir de 2009.

«No puedo afirmar si esta es la visión que tenía Thierry de la competencia, pero estoy seguro que él se sentiría orgulloso de saber que el evento que él creó continúa con más de 350 vehículos, en otro continente, con la misma dinámica y con sus mismos valores», subrayó Lavigne. (dmz/dpa/hl)




Be the first to comment

Leave a Reply