Gobierno mexicano dice que “El Chapo” está más vigilado que nunca

 

El ministro del Interior de México, Miguel Ángel Osorio Chong (Foto: Veta El Iniciado / Twitter)

Ciudad de México, 13 de enero 2016 – La prisión donde está el narcotraficante mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán, la misma de la que se fugó hace seis meses, tiene ahora todas las medidas de seguridad necesarias para evitar una nueva evasión, dijo hoy el ministro del Interior de México, Miguel Ángel Osorio Chong.

«Por supuesto que sería imperdonable (otro escape) y por supuesto que no va a salir una vez más. Se han tomado todas las medidas para evitarlo», señaló el funcionario a radios locales.

«Los errores que se hayan cometido los estamos subsanando», agregó. «Desde antes de su reaprehensión los detectamos, se rectificaron y aseguramos que no habrá un evento similar al respecto».

El líder del cártel de Sinaloa, que se había escapado por primera vez en 2001 de una cárcel de máxima seguridad y volvió a hacerlo en julio, fue recapturado el 8 de enero en la ciudad sinaloense de Los Mochis.

El temor a un nuevo escape está detrás de la discusión que hay en México sobre la conveniencia o no de extraditarlo. Los abogados de «El Chapo» han presentado varios recursos para impedir su envío a Estados Unidos.

También un grupo desconocido, que se identificó como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos General Lázaro Cárdenas del Río, convocó hoy a la prensa ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para anunciar la presentación de un recurso contra una hipotética extradición «fast track».

La fiscal general de México, Arely Gómez, ha mostrado disposición a acelerar el proceso de extradición, pero dijo que el trámite podría llevar varios años por los recursos jurídicos que tiene la defensa para oponerse.

La fuga de «El Chapo» se produjo a través de un túnel de 1.500 metros que conectaba directamente su celda con una casa.

No sólo fue un golpe de suerte. Más de 30 personas, entre responsables del sistema penitenciario, guardias y colaboradores de Guzmán, fueron detenidos como presuntos cómplices.

Osorio dijo que después de la fuga se reestructuró y mejoraron los sistemas de vigilancia en la prisión del Altiplano, en el centro de México, bajo los mismos estándares de certificación de las cárceles estadounidenses.

La fiscal general mexicana se entrevistó el martes en Miami con autoridades del Departamento de Justicia de Estados Unidos, pero México no informó si el tema de la extradición de «El Chapo» fue tratado.

El encuentro tuvo lugar «en el marco del calendario de reuniones acordadas desde el año pasado y como parte del trabajo y seguimiento a los esfuerzos binacionales en materia de procuración de Justicia», se informó en un comunicado.

De acuerdo a los términos del tratado de extradición entre México y Estados Unidos, «El Chapo» no puede ser sometido a la pena de muerte en caso de extradición. Guzmán tiene causas abiertas en siete cortes de Estados Unidos, una de ellas en Texas, donde existe la pena capital.

El director general de Procesos Internacionales de la fiscalía, José Manuel Merino, dijo que en caso de que se apruebe su entrega, el gobierno estadounidense debe comprometerse mediante una nota diplomática a respetar esa garantía. (dmz/dpa/hl)




Be the first to comment

Leave a Reply