Hallan arma de «Rápido y Furioso» en escondite de «El Chapo»

 

Un rifle del calibre 50 encontrado en el escondite de «El Chapo» Guzmán formaba parte del controvertido operativo «Rápido y Furioso», d de EEUU, que permitió el tráfico monitoreado de más de 2.500 armas de asalto a México.  (Foto: Fertigos WN / Twitter)

Washington, 20 de enero 2015 – Un rifle del calibre 50 encontrado por las autoridades mexicanas en el escondite del narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán forma parte de las armas extraviadas del controvertido operativo del Gobierno estadounidense llamado «Rápido y Furioso», reveló hoy la cadena de televisión Fox News.

Según la cadena de televisión, agentes de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés) revisaron los números de serie de ocho armas encontradas donde se escondía «El Chapo» en Los Mochis, Sinaloa, después de su recaptura el 8 de enero.

Los agentes determinaron que uno de los dos rifles encontrados de calibre 50, capaz de detener un automóvil o derribar un helicóptero, fue parte del operativo «Rápido y Furioso», según Fox News, que cita fuentes federales anónimas.

Una portavoz de ATF ni confirmó ni desmintió la noticia y se limitó a señalar que no tenía información al respecto.

«Rápido y Furioso» es un programa federal estadounidense que permitió el tráfico monitoreado de más de 2.500 armas de asalto a México. Sin embargo, a 1.400 se les perdió el rastro, lo que provocó un gran escándalo político en Estados Unidos y México al revelarse en 2011.

La operación permitía a criminales comprar armas en tiendas en el área de Phoenix con la intención de poder monitorear dónde estaban una vez que cruzaban la frontera y así poder llegar a las redes de los cárteles de drogas mexicanos.

Cuando saltó el escándalo, la prensa mexicana informó que el cártel de Sinaloa, de «El Chapo», fue el principal beneficiario de «Rápido y Furioso».

«El Chapo» fue arrestado la madrugada del 8 de enero, después de seis meses en fuga.

Guzmán, de 58 años, es considerado el narcotraficante más poderoso del mundo. Estuvo 13 años prófugo desde su primera fuga de una cárcel de alta seguridad en 2001, fue recapturado en febrero de 2014 y volvió a escaparse en julio de 2015. Actualmente está en la misma cárcel de la que huyó la última vez, con medidas de seguridad reforzadas. (dmz/dpa/hl)