Policía detiene a otros tres supuestos implicados en caso Ayotzinapa

 

Policía detiene a otros tres supuestos implicados en caso Ayotzinapa (Foto: Policia Federal / Twitter)

Ciudad de México, 22 de enero 2016 – Otros tres presuntos implicados en la desaparición de 43 estudiantes hace más de un año en el sur de México fueron detenidos por la Policía Federal, informó hoy el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales.

«Con estas detenciones redondeamos la cifra de 113 detenidos vinculados con los lamentables hechos», afirmó. Otros 18 han sido acusados pero todavía están prófugos, entre ellos el ex jefe de policía de la ciudad de Iguala, Felipe Flores.

Los estudiantes de la escuela rural para maestros «Raúl Isidro Burgos» de Ayotzinapa fueron perseguidos y detenidos en Iguala por policías municipales que los entregaron al grupo criminal Guerreros Unidos la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014.

Según la Procuraduría General de la República (fiscalía nacional), los jóvenes fueron asesinados y calcinados en el basurero de la localidad de Cocula, vecino a Iguala, unos 200 kilómetros al sur de la capital.

Sin embargo, esa conclusión fue desestimada por un grupo de expertos independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que coadyuva en las investigaciones.

La fiscalía anunció que se hará un nuevo peritaje en el basurero y que se siguen otras líneas de investigación para establecer con certeza qué ocurrió.

Sales afirmó que dos de los detenidos estuvieron entre las personas que recibieron a los estudiantes de manos de la policía de Iguala, mientras que el restante ha sido señalado como partícipe directo en el asesinato del estudiante Julio César Mondragón.

Mondragón es una de las seis personas que fueron asesinadas en una persecución policial que precedió a la desaparición de los 43. Su cuerpo apareció tirado en la calle con el rostro desfigurado y sin los ojos.

Los detenidos, que portaban armas al momento del arresto, fueron puestos a disposición de la fiscalía general.

Hasta ahora sólo los restos calcinados de uno de los 43 estudiantes han sido identificados plenamente con estudios de ADN en un laboratorio de Innsbruck, Austria, además de que otro fue identificado con indicios menos sólidos. (dmz/dpa/hl)