Niño sirio de dos años, primera víctima de 2016 en Mediterráneo

 

Un niño sirio de dos años se convirtió hoy en el primer migrante que murió en el mar en 2016, informó la ONG Migrant Offshore Aid Station (MOAS). (Mermaid for freedom  / Twitter)

La Valeta, 2 de enero 2016 – Un niño sirio de dos años se convirtió hoy en el primer migrante que murió en el mar en 2016, mientras que otros diez solicitantes de asilo resultaron heridos al tratar de llegar a Europa en una embarcación, informó la ONG Migrant Offshore Aid Station (MOAS).

Khalid, un niño sirio que viajaba a Grecia con su madre, murió cuando el bote inflable en el que se encontraba chocó contra unas rocas en la isla de Nera, en el Mar Egeo.

El cuerpo del niño fue sacado del agua por pescadores, mientras que las otras 35 personas que iban en el bote sobrevivieron.

MOAS, una ONG maltesa que se dedica a ayudar en el rescate de migrantes, ha comenzado a operar hace poco en las costas griegas. Según indicó, los migrantes resistieron cinco horas en un oleaje fuerte hasta que el bote chocó contra las rocas. Un bebé de tres meses que iba en el bote sufrió una fuerte hipotermia pero pudo ser estabilizado.

«Nada puede prepararte para la horrible realidad de lo que está sucediendo. Hoy día nos enfrentamos a una de las víctimas más jóvenes de la actual crisis de refugiados. Se trata de un recordatorio trágico de las miles de personas que han muerto tratando de ponerse a salvo en condiciones miserables», dijo el fundador de MOAS Christopher Catrambone.

Unos 3.770 migrantes murieron en 2015, el año más mortal para los migrantes y refugiados que cruzan el Mediterráneo. (dpa/dmz/hl)