Policía descarta ataque racista en muerte de refugiado en Alemania

 

Hogar de acogida de refugiados en Saalfeld (Foto: 1001portails Deutsch / Twitter)

Leipzig, 6 de octubre 2015 – La policía alemana descartó hoy que la muerte de un refugiado en un hogar de acogida en el este del país haya sido causada por un atentado racista y barajó la hipótesis del suicidio.

«No se encontraron signos de violencia externa en el cuerpo», indicó la portavoz policial Heidi Sonnenschmidt.

El lunes por la noche fue hallado muerto un joven eritreo de 29 años tras incendiarse su habitación en un alojamiento de refugiados en la localidad de Saalfeld, al sur de la ciudad de Leipzig.

La portavoz dijo que la primera prueba de autopsia apunta a que el joven murió por intoxicación. La policía cree que el eritreo se prendió fuego dentro de la habitación, que estaba cerrada con llave en el momento en el que se desató el incendio.

El gobierno de la región de Turingia, donde está ubicado el centro de refugiados, indicó que fueron halladas cerillas en la habitación y que al parecer el hombre se roció con combustible.

Una asistente social dio la alarma al ver que salía humo de la vivienda del joven. Los demás residentes, unas 120 personas, pudieron ser evacuados y regresaron horas después a sus apartamentos.

En el edificio de viviendas separadas se registró un incendio en marzo pasado que se saldó con trece refugiados heridos. La policía responsabilizó a un refugiado que huyó sin dejar rastros.

En Turingia se produjeron este fin de semana incendios en dos edificios en los que se proyectaba alojar refugiados. Casi a diario se repiten atentados incendiarios a centros de refugiados en reacción a la llegada masiva de solicitantes de asilo de países devastados por la guerra como Siria y Afganistán. (dmz/dpa/hl)