Alemania anuncia ayudas y nuevo sistema de alerta tras catástrofe

Equipos de rescate trabajan en la población de Marienthal tras la retirada de las aguas en la población de Marienthal, en el estado federado alemán de Renania-Palatinado. (Foto: Thomas Frey/dpa)

Por Ulrich Steinkohl y Sophia Weimer

Berlín, 21 de julio 2021 – El Gobierno alemán aprobó hoy una ayuda de emergencia por valor de 400 millones de euros (471 millones de dólares) para paliar las consecuencias de las inundaciones que se produjeron hace una semana en el oeste del país.

Mientras se desvanecen las esperanzas de encontrar a víctimas aún con vida, el Gobierno avanzó también en la puesta en marcha de un nuevo sistema de alertas para la población que se realizará a través de la telefonía celular.

Según la resolución sobre las ayudas aprobada hoy en la reunión del Gabinete, el Gobierno federal aportará unos 200 millones de euros y la otra mitad estará a cargo de los estados federados.

El dinero se utilizará para reparar los daños más graves de edificios e infraestructuras municipales, así como para cubrir emergencias especiales.

El vicecanciller y ministro de Economía, Olaf Scholz, dejó claro que el Gobierno federal entregará más dinero si fuera necesario y que la reconstrucción debe comenzar de inmediato.

«No fracasará por culpa del dinero», subrayó también el ministro del Interior, Horst Seehofer: «Para eso pagan los impuestos los ciudadanos, para que se les ayude en estas situaciones».

Además, está previsto un fondo de reconstrucción de miles de millones de euros cuyo importe exacto se decidirá una vez que se pueda evaluar mejor el alcance de los daños y para el que el Gobierno federal también aportará la mitad del dinero.

Mientras tanto, en las zonas de la catástrofe se siguen recuperando los cuerpos de las víctimas. «Actualmente seguimos buscando a los desaparecidos, por ejemplo despejando caminos o bombeando sótanos», declaró la vicepresidenta de la agencia de protección civil THW, Sabine Lackner.

Sin embargo, no es probable que las víctimas sean encontradas con vida después de tantos días, explicó.

Al menos 170 personas murieron a causa de las tormentas e inundaciones. Todavía hay personas desaparecidas, 155 de ellas en el distrito de Ahrweiler, en el norte de Renania-Palatinado, el más afectado, donde hay 123 muertos confirmados.

La catástrofe afecta en total a unas 40.000 personas y continúan desplegados unos 2.000 efectivos que participan en las labores de rescate.

Los daños en las infraestructuras también son millonarios: se han visto afectados carreteras, vías férreas, puentes, antenas de telefonía móvil, líneas de electricidad y tuberías de gas y agua.

Según la empresa de ferrocarriles Deutsche Bahn, las masas de agua han dañado siete líneas regionales en Renania del Norte-Westfalia y Renania-Palatinado hasta el punto de tener que reconstruirlas o renovarlas ampliamente.

Tras la reunión del Gabinete federal, el ministro Seehofer prometió una cooperación más estrecha entre Berlín y los Gobiernos estatales en la lucha contra las catástrofes. Al mismo tiempo, dejó entrever que en el futuro también se avisaría a la población mediante mensajes de texto en caso de inundaciones y otros peligros.

El presidente del Servicio Federal de Protección Civil (BBK), Armin Schuster, ya había encargado un estudio de viabilidad sobre la emisión de avisos por móvil. Schuster da por hecho que el resultado, previsto para antes de las elecciones generales en septiembre, será positivo.

Con el sistema de «Cell Broadcast» se envía un mensaje a los usuarios de teléfonos celulares de forma similar a un SMS. Seehofer subrayó que es necesaria una mezcla de métodos analógicos y digitales para advertir de los peligros. Las sirenas por sí solas no son la panacea, porque «no basta con avisar acústicamente, la población también debe saber qué hacer».

Por su parte, el Servicio Meteorológico Alemán anunció su intención de ofrecer en el futuro previsiones aún más precisas y, sobre todo, de optimizar los pronósticos sobre el nivel en caso de crecidas repentinas de los ríos. (dpa/dmz/hl)