Merkel advierte contra reapertura apresurada en Alemania

La canciller Angela Merkel anuncia que no cumplir con las medidas puede traer un rebrote peor. (Foto: Bundeskanzlerin/Instagram)

Berlín, 23 de abril  2020 – La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió hoy ante el Parlamento en Berlín sobre una flexibilización demasiado rápida de las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus.

Merkel criticó la implementación «en parte muy enérgica, por no decir demasiado enérgica» en algunos estados federados alemanes de la apertura escalonada de la actividad económica y social acordada la semana pasada con los gobiernos regionales.

Entre otras cosas se dispuso el 15 de abril que las tiendas de hasta 800 metros cuadrados pudieran reabrir desde el pasado lunes, tras registrarse un descenso de las cifras diarias de nuevas infecciones. Sin embargo, las estrictas restricciones de contacto se extendieron al menos hasta principios de mayo.

Merkel dijo ante el Bundestag que apoya esas decisiones con total convicción. «Pero su implementación desde entonces me preocupa». La canciller no mencionó a qué estados federados se refería con sus críticas.

En particular el primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, se mostró partidario de una mayor relajación, mediante actividades deportivas para jóvenes o la apertura de guarderías, parques infantiles y escuelas.

«No arriesguemos lo que hemos conseguido», dijo Merkel. Advirtió que las restricciones debidas a la pandemia serían duraderas, que la cuestión de cómo evitar que el virus sobrecargue el sistema de atención sanitaria y cueste la vida a innumerables personas seguirá siendo la cuestión central para los políticos de Alemania y Europa durante mucho tiempo.

«Si reunimos la mayor perseverancia y disciplina posibles, especialmente al comienzo de esta pandemia, estaremos en condiciones de reanudar la vida económica, social y pública más rápidamente y de manera sostenible», subrayó Merkel. Y añadió: «Y podremos hacerlo más rápidamente que si nos adormecemos demasiado pronto en una falsa sensación de seguridad, especialmente al principio, basados en cifras alentadoras de infección».

Solo así se podría evitar «tener que aislar a grupos de personas de todos los demás durante meses y vivir con condiciones terribles en nuestros hospitales».

«No estamos viviendo en la fase final de la pandemia, sino en su comienzo. Tendremos que vivir con este virus durante mucho tiempo». Señaló que el número de nuevas infecciones en Alemania es un éxito provisional. «Pero precisamente porque las cifras dan lugar a la esperanza, me siento obligada a decir: este resultado provisional es frágil. Estamos patinando sobre el hielo más fino».

Merkel reiteró por otra parte su pleno apoyo a la Organización Mundial de la Salud (OMS). «La OMS es un socio indispensable y la apoyamos en su mandato», dijo. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había criticado duramente las acciones de la OMS en la crisis del coronavirus y anunció la cancelación de los recursos financieros. (dpa/dmz/ahr)