Merkel apoya plan de seguridad centralizado que rechazan las regiones

La canciller alemana Angela Merkel considera pertinente apoyar la nueva estrategia de seguridad en el país. (Foto: Angela Merkel/Facebook)

Berlín, 4 de enero 2017 – La canciller alemana, Angela Merkel, respalda el plan avanzado por el Ministerio del Interior que plantea una mayor centralización de las competencias de seguridad tras el atentado terrorista perpetrado en un mercado navideño de Berlín hace dos semanas, informó hoy el viceportavoz del Gobierno, Georg Streiter.

Berlín, 4 de enero 2017 – La canciller alemana, Angela Merkel, respalda el plan avanzado por el Ministerio del Interior que plantea una mayor centralización de las competencias de seguridad tras el atentado terrorista perpetrado en un mercado navideño de Berlín hace dos semanas, informó hoy el viceportavoz del Gobierno, Georg Streiter.

«La canciller estaba informada de que el ministro (Thomas) De Maizière iba a presentar públicamente una propuesta para la mejora de la seguridad interna y le animó a llevarlo a cabo», declaró el vocero en relación con el plan que plantea la asunción de mayores poderes por parte del Estado central y que rechazan los estados federados.

Según Streiter, la mandataria germana considera que la reestructuración en materia de seguridad planteada por el titular de Interior constituye una «contribución importante», sobre todo en un momento en el que el país se encuentra en una situación «difícil».

«Vivimos en un momento de nuevos retos y en este contexto se plantea una cuestión central que es cuáles son las respuestas adecuadas para esos retos y no si los cambios organizativos gustan o no gustan. La canciller apoya explícitamente al ministro del Interior», insistió Georg Streiter.

En vista de la amenaza terrorista que se cierne sobre Alemania, De Maizière señaló este martes la necesidad de impulsar una mejor coordinación entre los organismos encargados de velar por la seguridad para actuar de forma efectiva en casos de crisis o de catástrofe.

Entre los cambios que propone el ministro se encontraría una mayor asunción de competencias por parte de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) en detrimento de sus departamentos regionales, propuesta que ha cosechado numerosas críticas entre los representantes de los estados federados.

En la práctica, el plan supondría una vuelta atrás a la descentralización de la administración alemana llevada a cabo en el país centroeuropeo tras la Segunda Guerra Mundial como consecuencia de los efectos nefastos que tuvo la configuración de un Estado demasiado centralizado durante la época nazi. (dmz/dpa/ahr)