Merkel pide rápida aprobación de enmienda de ley de infecciones

La canciller alemana Angela Merkel pide que se haga la aprobación de ley con medidas contra el COVID19. (Foto: Angela Merkel/Instagram)

Berlín, 13 de abril 2021 – La canciller alemana, Angela Merkel, presiona para que se apruebe rápidamente la enmienda de la ley de protección contra infecciones a fin de poder aplicar medidas uniformes contra la pandemia.

«Desde mi punto de vista, solo puedo decir: cuanto más rápido vaya, mejor, tanto en el Bundestag (Cámara Baja) como en el Bundesrat (Cámara Alta)», dijo Merkel hoy en Berlín.

Previamente, el gabinete del Gobierno alemán, formado por la canciller y sus ministros, dio luz verde al llamado «freno de emergencia nacional», que prevé medidas como restricciones de salida y el cierre de comercios de acuerdo con directrices vinculantes a nivel nacional en todas las regiones con alto grado de contagios.

«Aplicamos el freno de emergencia en todo el país», dijo Merkel. «Las ambigüedades sobre qué se aplica y cuándo (se aplica) en uno u otro distrito acabarán», agregó.

Merkel subrayó que «el freno de emergencia aplicable a nivel nacional debería haberse aplicado ya antes, porque, aunque sea difícil volverlo a oír: la situación es grave, y todos debemos tomarla en serio».

La canciller advirtió que si se esperase a que todas las camas de cuidados intensivos estuviesen ocupadas sería demasiado tarde.

«No podemos dejar que eso ocurra, y no podemos ignorar los llamamientos de los médicos especialistas de cuidados intensivos», apeló, a la vez que añadió que tampoco hay que dejar al personal de enfermería en la estacada.

«Para que esto mejore, para que frenemos la tercera ola, para que la rompamos, para que la revirtamos, ya no bastan las anteriores consultas entre los estados federados. Nuestra lucha contra la pandemia debe ser más estricta, más consistente», dijo Merkel.

Reconoció que se trata de restricciones muy duras, pero señaló que los ciudadanos esperan «medidas comprensibles y claridad».

Subrayó que la enmienda a ley de protección contra infecciones tiene «el objetivo de sacar a todo nuestro país de esta fase de aumento constante de las cifras de infección, de unidades de cuidados intensivos que se llenan y de los diarios y consternantes altos números de muertes por coronavirus».

Merkel expresó su confianza en que las cifras de infección vuelvan a ser controlables y que la situación se normalice paso a paso a medida que la campaña de vacunación avance. «Desde que los médicos de cabecera se integraron (a la vacunación), y con la suma de los médicos de empresa, nos acercamos a la luz del final del túnel a pasos cada vez mayores», concluyó.

La enmienda estipula, por ejemplo, la prohibición de salida del hogar (o del jardín del mismo) de las 21:00 horas hasta las 05:00 horas, con algunas excepciones, como acudir al trabajo o atender a personas o animales en situación de emergencia.

Estas y otras restricciones se aplicarán si la incidencia acumulada en 7 días es superior a 100, es decir si hay más de 100 nuevos infectados por cada 100,000 habitantes en el plazo de una semana, en un distrito o una ciudad durante tres días consecutivos.

En un nuevo apartado (28b) la ley estipula que las reuniones privadas en espacios públicos o privados solo son permitidas si asisten a ellas como máximo los miembros de un hogar y una persona de otro (los niños de hasta 14 años no son contabilizados). Para funerales se permitirá la reunión de hasta 15 personas.

Además, en caso de una incidencia en siete días mayor, la mayoría de los comercios y establecimientos de ocio, culturales y de restauración no podrán abrir. Se excluyen las tiendas de alimentación y de venta de bebidas, de productos para bebés, farmacias y suministros médicos, droguerías, ópticas, venta de audífonos, gasolineras, puntos de venta de periódicos, librerías, floristerías, tiendas de productos para animales y centros de jardinería.

En las escuelas, las clases presenciales solo se permitirán si se realizan dos test de coronavirus por semana. Si la incidencia en siete días es mayor de 200 durante tres días consecutivos en un distrito o ciudad, las clases presenciales deben ser suspendidas.

Tras la aprobación hoy por parte del gabinete, la ley deberá ser aprobada por el Bundestag (Cámara Baja del Parlamento alemán) en un procedimiento acelerado y a continuación ser ratificada por el Bundesrat (Cámara Alta).

Además de la enmienda a la ley de protección contra infecciones, el gabinete también dio luz verde a la obligación de los empresarios de ofrecer test de coronavirus a su plantilla.

El borrador para la modificación de una ordenanza sobre salud y seguridad en el trabajo estipula que las empresas deberán poner a disposición de sus empleados pruebas de diagnóstico una vez a la semana. (dpa/dmz/ahr)