Por derechos humanos: Estados Unidos retiene parte de fondos de la Iniciativa Mérida

La relación Bilateral entre México y Estados Unidos en contra del narcotráfico se ha visto en jaque muchas veces por el dinero. (Foto: La extra noticias)

Ciudad de México, 20 de octubre 2015 – El gobierno mexicano rechazó «cualquier práctica unilateral que juzgue la situación de los derechos humanos en un país», después de que Estados Unidos retuviera una parte de los fondos de la Iniciativa Mérida que están sujetos a avances en esa materia.

«El gobierno de México es consciente y reconoce los retos actuales que enfrenta el país en materia de derechos humanos y refrenda su indeclinable compromiso con la protección y promoción de los mismos», indicó la Secretaría (ministerio) de Relaciones Exteriores la noche del lunes.

Este año el Congreso estadounidense asignó 148 millones de dólares a México como parte de este programa multianual puesto en marcha en 2008 para apoyar con equipamiento y capacitación el combate a las organizaciones criminales. Sin embargo, en esta ocasión bloqueó una parte.

En total se retuvieron cinco millones de dólares, un 15 %de lo que corresponde a las fuerzas de seguridad. La razón fue que el Departamento de Estado declinó enviar al Congreso un informe requerido para liberar los fondos, que acreditara avances en materia de derechos humanos en México.

Hace un año desaparecieron en el sur del país 43 estudiantes después de ser perseguidos y secuestrados por policías aliados con un grupo criminal, en un hecho que dejó, además, seis personas muertas en tiroteos previos.

«La forma en que el Departamento de Estado conduce sus relaciones con el Congreso obedece a procedimientos internos de Estados Unidos, que México observa con respeto», indicó la cancillería mexicana.

No obstante, dijo que México «rechaza cualquier práctica unilateral que juzgue la situación de los derechos humanos en un país y por el contrario, reitera su compromiso por continuar participando en mecanismos multilaterales y universales de examen, como el establecido por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU».

El portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, afirmó el lunes que, pese a que se ha logrado un «importante avance», el combate al crimen organizado en México «sigue siendo un reto difícil».

«Este año el Departamento de Estado no estuvo en condiciones de confirmar e informar al Congreso que México ha cumplido en su totalidad todos los criterios de la legislación de asignación de fondos del año fiscal 2014, y el 15 por ciento fue redireccionado fuera de México», afirmó.

El monto fue reasignado a Perú para la erradicación de cultivos de coca. Desde 2008, el Congreso estadounidense ha aprobado unos 2.300 millones de dólares para México.

Pese a esta decisión, que en la práctica significa una reprobación a México en respeto a los derechos humanos, Toner dijo que Estados Unidos sigue apoyando los esfuerzos en marcha en México para reformar su sistema de seguridad y judicial. (dpa/dmz/ahr/hl)