Prensa: Un iraquí alertó a la policía alemana de atentado en Múnich

 

Un iraquí alertó a la policía alemana de atentado en Múnich (Julien Guillaume  / Twitter)

Berlín, 3 de enero 2016 – Los primeros indicios de un posible atentado terrorista en Múnich llegaron a la policía del estado federado alemán de Baden-Württemberg el día antes de Navidad, informaron hoy varios medios germanos.

Un iraquí se presentó allí el 23 de diciembre para indicarles que su hermano en Irak tenía información sobre los atentados terroristas, indicaron hoy la emisora de radio del suroeste Südwestrundfunk y la bávara BR.

De acuerdo con estas informaciones, especialistas de la Oficina de Lucha Contra la Criminalidad de Baden-Württemberg, en el sur de Alemania, telefonearon al hermano en Irak.

Éste les informó que los terroristas tenían como objetivo la red de transporte de cercanías de Múnich y como fecha para perpetrarlo la fiesta de los Reyes Magos, el 6 de enero. Asimismo, les especificó que estaba siendo organizado por siete hombres que ya estaban en la capital bávara.

Los servicios secretos de inteligencia en el exterior interrogaron también al iraquí que proporcionó la información a la policía. Sin embargo, de acuerdo con los medios alemanes, la policía bávara no ha conseguido encontrar de momento a los supuestos terroristas.

Tampoco la policía internacional Interpol y Europol han tenido éxito en su búsqueda, a pesar de que las autoridades recibieron más de un centenar de indicios. Tampoco aportó nada el registro, el día antes de Nocheviej, de dos pisos en un apartahotel en Múnich que coincidía con la descripción proporcionada por el iraquí.

Cuando en la última noche del año, se recibieron indicios concretos por parte de los servicios de inteligencia de Francia de un posible atentado en la capital bávara al estilo de los ocurridos en París a mediados de noviembre, se decidió dar la alarma y evacuar dos estaciones de tren en Múnich.

La estación central de Múnich y la de Pasing, en el oeste de la ciudad, permanecieron cerradas durante horas la última noche del año y la policía recomendó a los ciudadanos evitar aglomeraciones.

Los servicios secretos galos proporcionaron sólo parte de los nombres de los supuestos siete terroristas y estos difieren con los datos proporcionados por el iraquí. (dpa/dmz/hl)