Bundestag aprueba restablecer polémica ley de almacenamiento de datos

 

Prostestas contra la ley de almacenamiento de datos en Berlin (Foto: Tim Lüddemann / Twitter)

Berlín, 16 de octubre 2015 – El Parlamento alemán (Bundestag) aprobó hoy restablecer la polémica ley de almacenamiento de datos para luchar contra el terrorismo, a pesar de las duras críticas por parte de la oposición y de los defensores de la protección de datos de los ciudadanos.

Los proveedores de telecomunicaciones deberán conservar en un futuro las direcciones IP de los ordenadores y los datos de conexión de conversaciones telefónicas durante diez semanas para que los investigadores puedan acceder a ellas en caso necesario en el marco de investigaciones de lucha contra actos criminales y de terrorismo.

Los datos de la ubicación durante conversaciones de móvil deberán almacenarse durante cuatro semanas. Por el contrario, no se guardarán datos de intercambio de correos electrónicos. Tampoco se podrá acceder al contenido de las comunicaciones.

Las autoridades alemanas deberán recibir el visto bueno primero de un juez para poder acceder a determinados datos siempre y cuando se trate de la formación de grupos terroristas, asesinato o abusos sexuales. Los datos de profesiones que cuenten con secreto profesional como es el caso de abogados, médicos, diputados o periodistas, no podrán utilizarse.

Las empresas de telecomunicaciones deberán cumplir con las medidas de seguridad dictadas para almacenar datos en Alemania, emplear un servidor en el país y borrar de inmediato los datos después de cuatro o diez semanas. En caso contrario podrán ser multadas.

También prevé una regla que impide el comercio con datos robados. Después de tres años deberá ser evaluado su funcionamiento.

El almacenamiento de datos ha sido motivo de disputa desde hace años en Alemania y en la Unión Europea. Los partidos de La Izquierda, Los Verdes, Los Piratas, los Liberales (FDP) y activistas de Internet ven esta ley como anticonstitucional y desproporcionada y anunciaron su intención de acudir a los tribunales. (dmz/dpa/hl)