Protestas en México se extienden a varias ciudades

 

En Chilpancingo, manifestantes encapuchados vandalizaron oficinas de la Procuraduría de Justicia Estatal (Foto: almomento.mx)

Incidentes en la Ciudad de México y Chilpancingo – Protestas en la FIL en Guadalajara

Ciudad de México/Guadalajara, 1 dic 2014 – Personas encapuchadas rompieron hoy cristales en algunos comercios y bancos del Paseo de la Reforma de la capital mexicana, al término de una marcha por 43 estudiantes desaparecidos y contra el gobierno de Enrique Peña Nieto.

La manifestación había transcurrido sin incidentes, pero al final de la marcha, que había avanzado desde la Plaza del Zócalo hacia el Monumento del Ángel de la Independencia, se registraron incidentes.

El cuerpo de granaderos de la policía capitalina con cascos y escudos «encapsuló» (rodeó) a algunos de los participantes para controlar los desmanes.

Al cumplirse dos años de gobierno de Peña Nieto en México, varios miles de personas volvieron a salir hoy a las calles en Ciudad de México, Guadalajara y otras ciudades para protestar contra su gobierno y por la desaparición de 43 estudiantes.

En Chilpancingo, capital del sureño estado de Guerrero, manifestantes rompieron vidrios y vandalizaron oficinas de la Procuraduría de Justicia Estatal.

Las protestas llegaron también a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, la mayor de las letras en español, que fue escenario hoy de acciones por los 43, tanto dentro como fuera del recinto, vallado por la policía.

Una decena de autores, editores e ilustradores elevaron pancartas con el número 43 ante el pabellón de Argentina, país invitado de honor de la FIL, y también pasaron por otros puntos de la Expo Guadalajara.

A su vez, varios cientos de manifestantes se congregaron frente a la FIL para una marcha, a la que se sumaron los escritores Paco Ignacio Taibo II y su hermano Benito, mientras que Juan Villoro apoyó con su presencia antes de que partiera el contingente.

Peña Nieto asumió el poder el 1 de diciembre de 2012 por seis años y se encuentra en medio de la crisis más grave de su gestión, acusado de dar una respuesta tardía e insuficiente al caso de los estudiantes desaparecidos y presuntamente asesinados entre el 26 y el 27 de septiembre.

Los jóvenes fueron perseguidos por órdenes de un alcalde del opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda) y entregados por policías al grupo criminal Guerreros Unidos en la ciudad de Iguala, 200 kilómetros al sur de la capital.

Según sicarios detenidos, todos fueron asesinados, calcinados y sus restos arrojados a un río, pero aún no han concluido las labores de identificación de los pocos restos hallados, que se realizan en un laboratorio de Innsbruck, Austria.

Peña Nieto podría visitar el miércoles la ciudad de Iguala por primera vez desde la desaparición de los jóvenes en ese lugar.

La visita a Iguala está contemplada de manera preliminar en la agenda del presidente, dijo un funcionario de la Presidencia a dpa. De acuerdo con medios mexicanos, tiene previsto hacer anuncios en materia de seguridad e infraestructura.

Peña Nieto envió hoy al Congreso una serie de iniciativas de ley en materia de seguridad, anunciadas la semana pasada, para hacer frente a la crisis.

Sin embargo, las medidas, que incluyen la propuesta de disolver los 1.800 cuerpos de policía municipales para reemplazarlos por 32 policías estatales sólidas, han sido consideradas insuficientes por la oposición y grupos de derechos humanos.

De acuerdo con sondeos difundidos hoy por los diarios «Reforma» y «El Universal», la popularidad de Peña Nieto se encuentra en su nivel más bajo desde que asumió el poder y es también de las más bajas de las últimas dos décadas para un presidente mexicano, con un 40 por ciento. (dpa/dmz/hl; Foto: www.almomento.mx)