Rajoy ofrece al PSOE una gran coalición para gobernar España

 

Rajoy ofrece al PSOE una gran coalición para gobernar España (All’Opera Italiana / Twitter)

Madrid, 29 de diciembre 2015 – Mariano Rajoy mantiene pese a todas las dificultades su apuesta por volver a encabezar el Ejecutivo en España y hoy ofreció al Partido Socialista (PSOE), sin nombrarlo, entrar en una gran coalición de gobierno de la que forme parte también el liberal Ciudadanos.

En cualquier caso, aseguró que él será de nuevo el candidato del Partido Popular (PP) a la jefatura del gobierno si España tiene que volver al final a las urnas ante un bloqueo institucional. «Sería una mala solución», consideró, pero «yo desde luego quiero ser el candidato del Partido Popular».

El PP y el PSOE se mantuvieron como los partidos más votados en las elecciones del día 20, pero la fuerza con la que irrumpieron los emergentes Podemos y Ciudadanos, tercero y cuarto, provocó una fragmentación parlamentaria que hace difícil la formación de un nuevo gobierno.

Rajoy ha mantenido ya una primera ronda de contactos con PSOE, Podemos y Ciudadanos tras los comicios. Hoy defendió una fórmula «que permita constituir un gobierno que tenga el mayor número de apoyos parlamentarios posibles».

La decisión del PSOE de votar en contra de su investidura, refrendada el lunes en el comité federal de la formación, bloquea sus posibilidades de repetir mandato. El principal partido de la oposición, cuyo líder, Pedro Sánchez, está a la espera de un fracaso de Rajoy para intentar él un pacto de izquierdas que lo lleve a presidir el gobierno, repitió hoy la negativa.

Rajoy habló de la necesidad de formar un Gobierno con «una mayoría estable para toda la legislatura» en el que estén los partidos que coinciden en «aspectos fundamentales» como la unidad de España, cuando en Cataluña hay en marcha un proceso secesionista en abierto desafío a la ley española.

Fue la forma de dirigirse al PSOE y a Ciudadanos en rueda de prensa tras el último consejo de ministros del año, y destacó incluso que «más de dos tercios de los votantes» se inclinaron por esa opción en las urnas. Llegó a hablar de un Ejecutivo apoyado por más de 200 diputados. PP, PSOE y Podemos suman juntos 253 de los 350 que tiene la cámara baja del Parlamento.

«El mejor gobierno es aquel que respeta la voluntad de los españoles y aquel que sepa dar estabilidad», insistió Rajoy. Lo que no desveló es qué prevé ofrecer al PSOE y a Ciudadanos para que consideren su oferta. «Eso son los detalles», dijo.

Entretanto arrancaron las negociaciones para constituir la mesa del Congreso de los Diputados, el órgano de gobierno de la cámara baja del Parlamento, y el PP hizo otro guiño al PSOE ofreciéndole tres puestos, los mismos que él, según informaron medios españoles.

Pero el PSOE, al menos de momento, no parece que vaya a desdecirse en su rechazo a Rajoy. «Votaremos que no (a la investidura de Rajoy) por el bien de España», dijo su número dos, César Luena. «Debe asumir que ya empieza a formar parte del pasado de este país. Es inmovilismo e imposición».

El Parlamento español se constituirá el 13 de enero. A partir de ahí, el rey Felipe iniciará una ronda de conversaciones con los líderes de los partidos presentes en él tras la cual -sin plazo estipulado- tendrá que proponer, según fija la Constitución, un candidato a ser investido presidente del gobierno.

El aspirante necesitará una mayoría absoluta en primera votación o una mayoría simple en segunda, 48 horas después. Si no lo logra, el proceso se repetirá durante dos meses y si en ese plazo no se produce una investidura, España tendrá que volver a las urnas.  (dpa/dmz/hl)