Red Bull usará motores de Renault en 2016, pero bajo un nuevo nombre

 

Red Bull usará motores de Renault en 2016 (Foto: RTLGP / Twitter)

Milton Keynes, 4 de diciembre 2015 – La escudería Red Bull informó hoy que continuará utilizando motores de Renault en la próxima temporada de Fórmula 1, aunque la unidad tendrá un nuevo nombre de marca y pasará a llamarse «TAG Heuer».

«La nueva asociación, que implica un cambio en relación a los sistemas convencionales de suministro de motores en la Fórmula 1, tendrá a TAG Heuer como dueño de los derechos de marca de la unidad, que será suministrada por Renault», indicó Red Bull en un comunicado.

El equipo energético informó además que el nuevo coche pasará a llamarse Red Bull Racing-TAG Heuer RB12.

El anuncio de Red Bull pone fin a meses de especulaciones sobre el futuro de la escudería en la Fórmula 1. Debido a los malos resultados, el equipo austríaco anunció esta temporada su intención de poner fin a su histórico vínculo con Renault.

Sin embargo, las negociaciones con Mercedes y Ferarri en búsqueda de nuevos proveedores no prosperaron, por lo que incluso se especuló con la posibilidad de que Red Bull deje la Fórmula 1.

El jefe de deportes de motor de Red Bull, Helmut Marko, aseguró en declaraciones al portal «Speedweek» que el acuerdo tendrá inicialmente un año de duración. Asimismo, confirmó que Toro Rosso, escudería hermana de Red Bull, utilizará a partir de 2016 motores de Ferrari.

«Esperemos desarrollar un motor alternativo en 2017 o que Renault pueda hacer un desarrollo tan bueno en 2016 que se pueda realizar una extensión del vínculo», expresó Marko.

Pese a la demora en resolver la situación, el directivo de Red Bull se mostró confiado en que el equipo podrá participar sin inconvenientes en los primeros tests de pretemporada, que se realizarán a fines de febrero en Barcelona.

Además de seguir proveyendo motores a Red Bull, Renault volverá a tener un equipo propio a partir de la próxima temporada tras adquirir a Lotus. La compra fue oficializada en la noche del jueves tras meses de negociaciones con Lotus, un equipo que atravesaba problemas económicos.

Red Bull y Renault conquistaron conjuntamente cuatro títulos mundiales consecutivos de pilotos y constructores entre 2010 y 2013 bajo el mando del piloto alemán Sebastian Vettel. (dmz/dpa/hl)