UE analizará situación en Polonia tras polémica ley de medios

 

El comisario Digital de la UE, Günther Oettinger (Foto: Wiktor Dabkowski  / Twitter)

Bruselas, 3 de enero 2016 – La Comisión Europea comenzará a debatir en diez días la posibilidad de iniciar un proceso formal contra Polonia ante los posibles peligros para el Estado de derecho en ese país tras la aprobación de una controvertida ley de medios que supone un mayor control del Gobierno de los medios públicos.

En una primera fase se evaluará la situación, informó hoy a dpa una portavoz del ejecutivo europeo en Bruselas.

Aún es demasiado temprano para especular sobre posibles pasos que podrían darse bajo los mecanismos para garantizar el Estado de derecho, aseguró la vocera, que anticipó que la autoridad europea podría emitir una postura oficial.

«Estamos dialogando intensamente con nuestros socios polacos», dijo la portavoz, en reacción a una entrevista del comisario Digital de la UE, Günther Oettinger, que dijo al diario «Frankfurter Allgemeinen Sonntagszeitung» que todo parece indicar que se activará un proceso y se pondrá a Varsovia bajo supervisión.

Oettinger se mostró preocupado por las previstas modificaciones en la televisión y radio públicas de Polonia. «Un director no puede ser despedido sin motivo. Sería arbitrario», señaló.

La nueva ley de medios diseñada por el Gobierno nacional-conservador fue aprobada el miércoles en la Cámara de Diputados y el viernes en el Senado. Ahora debe ser rubricada por el presidente, Andrzej Duda.

La nueva legislación establece, entre otros, que los directivos de los medios públicos serán designados por el ministro del Tesoro, es decir, por el Gobierno. Tanto asociaciones de periodistas como grupos defensores de los derechos civiles se han manifestado en contra de la ley.

Antes había provocado preocupación la reforma del Tribunal Constitucional del país, que dificulta el trabajo a los guardianes constitucionales independientes.

El procedimiento europeo, creado en 2014 y que hasta ahora no había sido utilizado, contempla varios pasos. En primer lugar la Comisión evalúa si «hay signos evidentes de un peligro para el Estado de derecho». De ser así, envía una advertencia al Estado miembro y después son posibles nuevos escritos dando un plazo al país para solucionar el problema.

La Comisión ya ha intervenido en disputas relacionadas con reformas mediáticas. El vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, exigió al gobierno polaco información sobre la compatibilidad de las reformas con el derecho europeo.

Antes de Navidad advirtió a Varsovia del peligro de limitar la independencia del Constitucional. (dpa/dmz/hl)