Vicecanciller alemán: Salida de Grecia del euro sería una señal fatal

 

El vicejefe de gobierno de Alemania, el líder socialdemócrata Sigmar Gabriel (Foto: Thomas Imo / Photothek / SPD)

Berlín, 20 de junio 2015 – El vicejefe de gobierno de Alemania, el líder socialdemócrata Sigmar Gabriel, advirtió hoy de las consecuencias dramáticas que traería aparejada una salida de Grecia de la eurozona.

«Sería una señal fatal», lanzó el ministro alemán de Economía durante un congreso de su partido a puerta cerrada en Berlín, reportaron participantes.

El segundo de la canciller Angela Merkel sostuvo que un fracaso de las negociaciones entre los acreedores y el gobierno de la endeudada Grecia reforzaría las tendencias nacionalistas que ya están en pleno avance en Europa. Existe el peligro concreto «de que Europa se desintegre», previno.

También uno de los renombrados economistas que asesoran al gobierno alemán dio la voz de alarma por las consecuencias de un «Grexit» (salida de Grecia) en el mediano plazo para la estabilidad de la zona euro.

En el corto plazo, la salida del euro generaría caos y sumiría a Atenas en una gigantesca inflación, pero las consecuencias no serían graves ni para Alemania ni para la economía mundial, dijo Peter Bofinger al diario «Passauer Neue Presse».

Pero el «Grexit» cambiaría el carácter de la eurozona y atraería a los especuladores, aclaró. Si un país entra en dificultades, se multiplicarían las especulaciones de su salida del euro, lo que haría disparar los intereses y llevaría a la fuga de capital. «De este modo se desestabiliza a un país», explicó.

Bofinger expresó la esperanza de que se llegue a una solución a la crisis de Grecia, aún cuando sea a último momento, como suele ocurrir en Europa.

El investigador económico Wolfram Elsner llamó a los europeos a un mayor pragmatismo y opinó que la búsqueda de una solución se ve obstaculizada por conflictos políticos e ideológicos.

En una entrevista con la emisora Deutschlandradio, Elsner recordó que mientras que los acreedores no tienen inconvenientes en hacer llegar altas sumas de dinero a Ucrania, reaccionan airados ante los griegos por considerarlos izquierdistas y díscolos. «Y naturalmente, de ambos lados enseñan los dientes». (dmz/hl)