Vuelven a marchar en Alemania miles de seguidores de Pegida

 

Miles de seguidores del movimiento islamófobo Pegida marcharon otra vez esta noche en las ciudades alemanas de Dresde, Leipzig y Chemnitz  (Foto: Facebook)

Miles de seguidores del movimiento islamófobo Pegida marcharon otra vez esta noche en las ciudades alemanas de Dresde, Leipzig y Chemnitz  (Foto: Facebook)

Dresde, 27 de octubre 2015 – Miles de seguidores del movimiento islamófobo Pegida marcharon otra vez esta noche en las ciudades alemanas de Dresde, Leipzig y Chemnitz en contra de la política del gobierno para con los refugiados.

Según estimaciones, sólo en Dresde marcharon entre 10.000 y 12.000 seguidores de Pegida, varios miles menos que hace una semana en el primer aniversario del movimiento. Además, unos 1.300 manifestantes protestaron en contra del grupo.

Según la policía, que hace tiempo no da a conocer las cifras de manifestantes en estas movilizaciones, a diferencia de la semana pasada hoy no se produjeron incidentes.

En Chemnitz se manifestaron unos pocos cientos de seguidores de la filial de Pegida Cegida y unos 120 veinte personas protestaron en contra. En Leipzig, en cambio, se produjeron algunos incidentes en el marco de la marcha de Legida. Según la policía, cuatro simpatizantes del movimiento fueron agredidos por encapuchados.

Durante el día de hoy se difundió además una entrevista al ministro alemán de Justicia, Heiko Maas, quien descartó la prohibición del movimiento islamófobo, al que no obstante hizo «corresponsable moral» de la violencia xenófoba en el país.

«Entiendo que muchos lo estén deseando ahora mismo, pero la situación legal es clara: los requisitos legales son muy altos. La libertad de conciencia y de manifestación también ampara opiniones desagradables», dijo el ministro al diario «Bild».

Añadió Maas que «la prohibición no resolvería las cosas; terminaría con las manifestaciones, pero el odio de estas personas seguiría presente». Por eso, prosiguió, «el odio y la incitación de Pegida debe ser un acicate para que todos los demócratas se comprometan con una sociedad abierta».

El movimiento Pegida -acrónimo alemán de Patriotas Europeos Contra la Islamización de Occidente- cumplió un año el pasado 20 de octubre. Su manifestación del pasado lunes en Dresde atrajo a entre 15.000 y 20.000 personas. Fue una de las mayores desde su creación.

El discurso de uno de los oradores provocó un considerable escándalo, porque comparó a los actuales dirigentes políticos alemanes con los líderes nazis que organizaron deportaciones masivas de civiles durante la II Guerra Mundial.

Tras varios meses al borde de la desaparición, las manifestaciones de Pegida recuperaron fuerza este verano (boreal), debido al miedo de muchos alemanes por la llegada de decenas de miles de refugiados desde regiones en guerra en Cercano Oriente. (dmz/dpa/hl)