Turismo en Alemania se desploma, ministro pide cautela al viajar

ARCHIVO - Una pareja pasea por la costa alemana del mar Báltico. Las restricciones para evitar contagios con coronavirus afectaron fuertemente al turismo en Alemania durante el primer trimestre. Foto: Georg Wendt/dpa

Una pareja pasea por la costa alemana del mar Báltico. Las restricciones para evitar contagios con coronavirus afectaron fuertemente al turismo en Alemania durante el primer trimestre. (Foto: Georg Wendt/dpa)

Wiesbaden (Alemania), 10 de mayo 2021 – El número de pernoctaciones turísticas en Alemania cayó en un 68,8 por ciento en el primer trimestre de 2021 en la comparación interanual, cifra fuertemente afectada por las restricciones para frenar la pandemia de coronavirus.

El sector hotelero registró 22,6 millones de pernoctaciones y sintió la falta de visitantes provenientes del extranjero, debido a las limitaciones de viaje impuestas para evitar los contagios, señaló hoy la Oficina Federal de Estadísticas.

Solo unos 2,4 millones de turistas extranjeros se alojaron en establecimientos alemanes entre enero y marzo, lo que supone un 81,1 por ciento menos que en el mismo período del año anterior. En cuanto a los viajeros nacionales, la cifra de 20,2 millones de pernoctaciones supuso un descenso interanual del 66,2 por ciento.

El mes de marzo de 2021 tampoco logró revertir esta tendencia en el sector. Si bien el descenso fue más moderado, se hizo sentir la prohibición de pernoctaciones con fines turísticos, ya que los hoteles, pensiones o posadas solo tuvieron permitido alojar a huéspedes que viajaban con fines de negocios.

Pero para muchos establecimientos aparentemente no fue rentable reabrir para este grupo de viajeros. De los aproximadamente 52.000 establecimientos de alojamiento incluidos en las estadísticas, solo 30.114 estuvieron abiertos este mes de marzo, indicaron desde la Oficina.

Por su parte, el ministro de Salud, Jens Spahn, pidió hoy a los ciudadanos que, por el momento, actúen con moderación a la hora de viajar, ya que, si bien están bajando los índices de contagios por cada 100.000 habitantes, las cifras de infecciones continúan siendo elevadas.

«De momento, se tiene una mejor sensación que lo que representa la situación en sí», advirtió Spahn.

Agregó que, en lo que atañe a los viajes, no solo es decisiva la incidencia en el destino sino también en la ruta y que en caso de que se decida adoptar medidas que permitan la apertura, habría que hacerlo en base a pruebas de coronavirus.

El ministro añadió que tiene mucho sentido no poner en peligro la protección de ciertas regiones permitiendo demasiada movilidad.

«Todavía tenemos niveles de infección muy, muy altos», apuntó Spahn, reconociendo que, a medida que las temperaturas son más altas en la primavera europea, también los ánimos mejoran, pero agregó que «ahora la confianza no debe convertirse en exceso de confianza».

Spahn agregó que, de flexibilizar las restricciones, lo más aconsejable sería permitir más contactos al aire libre. «El riesgo en el exterior es al menos diez veces inferior que en los espacios cerrados», puntualizó. (dpa/dmz/hl)