Turquía, Francia, Alemania y Rusia buscan relanzar paz en Siria

De izq. a der.: La canciller alemana, Angela Merkel, con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan; de Francia, Emmanuel Macron; y de Rusia, Vladimir Putin. (Foto: Bundesregierung/Denzel)

Por Christine-Felice Röhrs, Michael Fischer y Jan Kuhlmann

Estambul, 28 de octubre 2018 – La cumbre sobre Siria celebrada en Estambul entre los líderes de Turquía, Francia, Alemania y Rusia acordó reiniciar el estancado proceso de paz en el país para fin de año, según se informó en la declaración de cierre del encuentro.

Se espera que para entonces comience su trabajo el comité constitucional, detalló la canciller alemana, Angela Merkel, tras reunirse con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan; de Francia, Emmanuel Macron; y de Rusia, Vladimir Putin.

“Estoy muy satisfecha de que hayamos podido darle al proceso político un determinado impulso, una determinada aceleración”, dijo Merkel.

La solución al conflicto no puede ser militar, sino únicamente política y bajo la órbita de la ONU, subrayaron en la declaración. “Una solución permanente sólo es posible con una solución política que permita a todos los sirios vivir en su país”, expresó a su turno Macron.

“Hemos pedido que el proceso de formación de un comité constitucional finalice lo más pronto posible”, dijo por su parte Erdogan en una conferencia de prensa conjunta con el resto de los líderes. “Nuestro deseo es que esté formada para fines de este año”, agregó.

Según la declaración conjunta, el comité se reunirá en Ginebra, informó la agencia estatal turca Anadolu. El comité debe redactar una nueva constitución para poner fin a la guerra civil, que ya lleva más de siete años, y el proceso debe culminar con la celebración de elecciones libres.

Putin, por su parte, afirmó que el comité permitirá determinar un orden estatal. Asimismo, precisó que el cuerpo debe ser incuestionable y reconocido como legítimo por parte de todos los partidos políticos sirios.

También llamó al Gobierno sirio a mantener conversaciones constructivas, que también deben incluir en cuenta a Irán, añadió. Moscú es un aliado clave de Al Assad.

Ninguna de las conversaciones de paz realizadas hasta la fecha bajo mediación de la ONU han conseguido prosperar. Ni siquiera se ha llegado a montar el comité para elaborar la Constitución con representantes del Gobierno y la oposición acordado en enero pasado. El representante especial de la ONU, Staffan de Mistura, ha intentado durante meses sin éxito promover su creación.

Los cuatro líderes subrayaron su apoyo a un cese del fuego en el último gran bastión rebelde de Idlib. “Nos hemos comprometido a hacer todo lo posible para que sea un alto al fuego duradero y sostenible”, dijo Merkel.

Allí han instalado Rusia, como aliado del Gobierno sirio, y Turquía, que apoya a los insurgentes, una zona tapón desmilitarizada. De esa forma buscan evitar una ofensiva de Damasco.

Erdogan, en tanto, sostuvo que son los propios sirios quienes debe decidir el futuro de Al Assad. “El pueblo sirio, en el país y en el exterior, decidirán el futuro de Al Assad. No la gente aquí (en este salón)”, expresó. “Assad es una persona que mató a un millón de su gente. No está en una posición creíble para nosotros”, dijo.

Asimismo, indicó que los cuatro líderes tuvieron conversaciones “productivas y sinceras”, y agregó que la participación de Francia y Alemanai en la cumbre de Estambil permitirá “mejorar la sinergia (del proceso) de Astaná”.

Rusia, Turquía e Irán son garantes de una zona de desescalamiento en Siria, establecida en el marco del denominado proceso de Astaná, iniciadas en 2017 en la capitla de Kazajstán y que transcurre de forma paralela al impulsado por la ONU en Ginebra. Erdogan dijo que Irán será informado sobre el diálogo de los cuatro líderes en Estambul.

La declaración también celebra “los avances hechos en el retiro de armas pesadas y grupos radicales” del área desmilitarizada de Idlib, según indicó Anadolu. “Lo que importa es que las armas pesadas sean retiradas del centro de la ciudad de Idlib”, dijo Erdogan, quien agregó que 60.000 sirios ya regresaron a sus hogares en esa provincia.

La guerra civil siria comenzó en marzo de 2011 con protestas contra el Gobierno de Assad y desde entonces han perdido la vida más de 400.00 personas y millones han sido desplazadas. (dmz/hl)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*