Dos de tres alemanes nunca fumaron marihuana

El consumo de marihuana podría ser legalizado en Alemania, en tres días será discutido en el Parlamento. (Foto:La Mota)

Berlín, 19 de febrero 2018 – La mayoría de los alemanes no consumió nunca cannabis ni cree que esta droga juegue un papel en su entorno, según arrojó una encuesta realizada por el instituto demoscópico YouGov por encargo de dpa.

Un 68 por ciento de los más de 2,000 consultados dijo que nunca había consumido marihuana y en el caso de las mujeres fueron un 71 por ciento. Un 82 por ciento señaló que el cannabis no juega un rol importante en la vida de sus hijos menores de 18 años.

Un 63 por ciento tampoco cree que haya fans de la marihuana o el hachís en su entorno más cercano de amistades. Solo un 22 por ciento dijo tener un amigo que consume cannabis.

En Alemania está permitido el uso terapéutico de esta droga. El Partido Liberal (FDP), Los Verdes y el Partido La Izquierda quieren legalizar el consumo generalizado. Sus mociones serán sometidas a debate en el Parlamento el próximo 22 de febrero.

El FDP demanda la autorización de proyectos piloto sobre la venta controlada de cannabis con fines recreativos. La Izquierda propone desistir de perseguir judicialmente la posesión de pequeñas cantidades de marihuana. Los Verdes, por su parte, presentarán un proyecto de ley de control del consumo de cannabis.

Los tres partidos coinciden en que la lucha contra el consumo de esta sustancia a través de castigos y de represión ha fracasado. La responsable del Gobierno alemán en la lucha contra las drogas, Marlene Mortler, cree, por el contrario, que la autorización llevará a un aumento del consumo.

Según el sondeo de YouGov, los alemanes no están decididos aún al respecto. Mientras que un 35 por ciento favoreció la legalización, un 33 por ciento se mostró reticente y un 22 por ciento dijo que le daba igual. En una encuesta de noviembre del instituto Forsa, un 63 por ciento se había pronunciado en contra de la legalización.

La Federación de Policías criminales de Alemania, por su parte, demandó la abolición de las penas por consumo de cannabis alegando que en la mayoría de los casos apunta contra el consumidor y no a los narcotraficantes.

“La prohibición del cannabis es arbitraria desde el punto de vista histórico y no es ni inteligente ni lleva a conseguir el objetivo”, dijo el presidente de la federación, André Schulz, al diario “Bild”.

La gran coalición de Gobierno de Angela Merkel dejó claro a finales de 2017 que rechaza de plano la legalización. Un estudio médico publicado recientemente advirtió sobre los riesgos del consumo como las psicosis. (dmz/dpa/ahr)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*