“El abrazo de la serpiente” gana Festival de Cine de Mar del Plata

 

 

Una escena de pelicula “El abrazo de la serpiente” (Foto: Reescrituras / Twitter)

Por Astrid Riehn

Mar del Plata, 7 de noviembre 2015 – “El abrazo de la serpiente”, del colombiano Ciro Guerra, se quedó hoy con el Astor de Oro a la mejor película de la competencia internacional del Festival de Cine de Mar del Plata, mientras que la coproducción mexicano-dominicana “Santa Teresa y Otras Historias”, de Nelson Carlo de los Santos Arias, fue elegida mejor largometraje de la competencia latinoamericana.

Rodada por entero en blanco y negro, “El abrazo de la serpiente” está inspirada en las memorias de dos de los primeros científicos blancos en recorrer a fondo la Amazonía colombiana, el etnólogo alemán Theodor-Koch Grunberg y el biólogo estadounidense Richard Evans Schultes y su relación con el chamán Karamakate, último superviviente de su tribu.

En tanto, el jurado de la competencia internacional, integrado por el cineasta español Isaki Lacuesta y el productor italiano Marco Müller, entre otros, decidió dar el premio al mejor actor a todo el elenco de la cinta chilena “El club”, de Pablo Larraín, integrado por los actores Alfredo Castro, Roberto Farías, Jaime Vadell y Alejandro Goic.

El film de Larraín, que recrea los días de un grupo de curas recluídos en un asilo para religiosos sancionados, también se quedó con el premio al mejor guión para su director, Guillermo Calderón y Daniel Villalobos.

En tanto, la argentina Erica Rivas fue distinguida como mejor actriz por su papel como una joven viuda, madre de mellizas, que debe reconstruir su vida tras la muerte de su marido y su hermano en “La luz incidente”, de Ariel Rotter, única de las tres películas argentinas en competencia internacional -las otras fueron “Eva no duerme”, de Pablo Agüero, y “Mecánica Popular”, de Alejandro Agresti- que se llevó un premio.

El film de Rotter, rodado en blanco y negro, también recibió el premio de la Federación Internacional de Prensa Cinematográfica (FIPRESCI). Por su parte, el eslovaco Ivan Ostrochovsky fue elegido mejor director por su film “Koza”.

Fuera de competencia, el actor argentino Guillermo Francella fue distinguido con el nuevo premio Alfredo Alcón a la mejor labor actoral del último año por “El clan”, de Pablo Trapero, que se proyectó fuera de competencia en una función al aire libre.

La distinción, otorgada por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y la Asociación Argentina de Actores (AAA), le fue entregada durante la ceremonia de cierre por el presidente del festival, José Martínez Suárez.

En tanto, “El movimiento”, de Benjamín Naishtat, se quedó con el premio a la mejor película de la competencia argentina, mientras que el de mejor director fue para Fernando Salem por “Como funcionan casi todas las cosas”. También obtuvo una mención especial “Los cuerpos dóciles”, de Matias Scarvaci y Diego Gachassin.

“Estamos viviendo un gran momento del cine argentino y el festival es un síntoma de eso, con 17 películas argentinas distribuidas entre las tres competencias”, dijo a dpa Lucrecia Cardoso, presidenta del INCAA, que produce el certamen.

“Creo que tiene que ver con un momento en que los directores están apostando a un cine industrial sin resignar lo artístico, a un cine con vocación de público”, completó en referencia a películas como “El clan”, que se llevó el León de Plata el mejor director este año en Venecia o “La patota” (“Paulina”), de Santiago Mire, que se llevó el Gran Premio de la Semana de la Crítica en Cannnes.

Este año, el Festival de Cine de Mar del Plata, uno de los más antiguos de Latinoamérica, celebró sus 30 ediciones, aunque su antigüedad es mayor, ya que fue fundado en 1954 por Juan Domingo Perón. Su continuidad se vio interrumpida en varias oportunidades, aunque se mantiene de forma ininterrumpida desde 1996, año en que fue relanzado.

“Creo que cada festival va encontrando una identidad, una impronta, y creo que parte de la identidad de Mar del Plata es la fuerte presencia de cine latinoamericano”, apuntó Cardoso. “Y creo que algo que no perdió el Festival de Mar del Plata de 1954 para acá es un componente popular muy importante”.

En total, se proyectaron en esta edición del festival cerca de 400 películas entre corto y largometrajes. Entre sus principales invitados estuvieron el cineasta canadiense Atom Egoyan, el director francés Arnaud Desplechin (cuya película “Trois souvenirs de ma jeunesse” abrió el festival) y el hongkonés Hong Sang Soo, además del director del próximo estreno de Pixar “Un gran dinosuario”, Peter Sohn. (dmz/dpa/hl)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*